La mirada de dos maestras

Gloria María Díez López y María Paz Rodríguez Horminos son las dos fundadoras de “Creyendo en la infancia” un espacio de encuentro y formación que fomenta entre otras la Metodología Montessori y una mirada respetuosa hacia el niño.

Creyendo en la Infancia surge de dos mujeres emprendedoras dedicadas a la educación, con más de diez años trabajando por las necesidades del niño e intentando favorecer su desarrollo de una forma respetuosa con la infancia.

Pero cuando comenzamos a trabajar juntas, no éramos la Paz y Gloria que somos hoy en día, lo que somos es fruto de muchos años de formación, de muchas noches de reflexiones, de fines de semana trabajando y soñando con cambiar la mirada de algún docente.

Al principio, estábamos cargadas de prejuicios, usábamos metodologías tradicionales, las mismas con que nos criaron a nosotras y las que nos habían enseñado en nuestra formación de maestras, pero no estábamos a gusto, sentíamos que algo fallaba, sentíamos que la cosa no marchaba, en las aulas se respiraba prisa, ansiedad y conflictos que no sabíamos superar, así que empezamos a pensar y a preguntarnos qué era lo que fallaba.

La Psicomotricidad Vivenciada la teníamos desde el principio, veíamos que en las sesiones los niños se reían, disfrutaban, descubrían las posibilidades de su cuerpo, tomaban decisiones, eran creativos, era un momento de escucharles, un momento donde disfrutaban haciendo, pero ¿cómo llevar esa riqueza a las aulas?

Fue entonces cuando conocimos la Metodología Montessori, comenzamos a leer, investigar, introducir algunas cosas para ver los resultados y finamente nos formamos como Guías Montessori,  y descubrimos no sólo una metodología,  sino también una filosofía de vida.

La Metodología Montessori nos cambió realmente la mirada, comprendimos la verdadera esencia, descubrimos lo que necesitan los niños para aprender, también aprendimos que hay que enseñar con el modo de aprender del niño, no imponiendo nuestro aprendizaje con el discurso del profesor. El niño aprende haciendo, creando, tocando, descubriendo, y sobre todo, sintiendo.

Descubrimos la importancia de no sustituir los actos de los niños, tener paciencia y ser consciente de que nuestros tiempos no son los suyos.

Tenemos la suerte de pertenecer a una fundación que confió en nuestras locuras y nos allanó el camino para darnos la posibilidad de ponerlo en práctica y ahí fue donde terminamos de enamorarnos. Descubrimos el silencio, la concentración, la atención en niños muy pequeños, no tenemos palabras para definirlo, fue más que asombro, eso que empezamos a vivir, era lo que estábamos buscando.

Después llegó el momento donde sentimos la necesidad de darlo a conocer, de contarlo y pregonarlo a todo el mundo, nuestro sueño de formar a otros docentes y desvelarles todos nuestros descubrimientos, pero, sobre todo, pensando en los niños, los adultos del mañana, la sociedad del futuro.

Comenzamos a dar formaciones online, realizar talleres, colaborar con varias redes educativas, realizar formaciones presenciales, asesorar a centros con el cambio descubrimos que fuera, hay un montón de docentes que están deseando llegar al niño, conocer su verdadera esencia y ponerlo en práctica.

Así fue como nació http://www.creyendoenlainfancia.es

Gloria y Paz fundadoras de "Creyendo en la infancia"

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *